Aprende a Priorizar

Uno de los problemas más graves del ser humano hoy en día es la procrastinación, es decir posponer actividades de suma importancia por otras que resultan más placenteras. Una de las principales causas de la procrastinación es ignorar la importancia de priorizar.

Recomendaciones:

En éste artículo aprenderás a priorizar tus tareas y sacarle el máximo provecho a tu tiempo.

Aprender a priorizar es tan vital, que podríamos asegurar que la diferencia entre una persona exitosa y una persona corriente es el correcto establecimiento de prioridades.

Muchas veces cargamos con una gran lista de cosas por hacer y no sabemos por dónde empezar. Sin embargo a continuación veremos una seria de consejos para ser mucho más efectivos al momento de priorizar y resolver nuestros problemas.

Para entenderlo bien, es mejor si lo ponemos en práctica. Para ello vamos a seguir una serie de pasos:

  1. Visualiza el problema a resolver
  2. Identifica todas las actividades a seguir para resolver ése problema.
  3. Clasifica éstas actividades en prioridades (Vea el final del artículo).
  4. Resuelve los problemas de acuerdo a la lista de prioridades.

Importancia vs. Urgencia

Antes de clasificar las todas tus actividades en orden de prioridades, es necesario comprender la diferencia que hay entre importancia y urgencia.

Importancia, es lo que define la trascendencia o el peso de la tarea. Es decir, entre más importante sea una tarea, mayores serán las consecuencias de no realizarlas. Si quieres aprender a identificar tus tareas por orden de importancia, piensa en aquellas que acarrean consecuencias más caóticas si las dejas de hacer. Si crees que determinada tarea te traerá graves problemas al no hacerla, significa que es realmente importante.

Por otro lado, la urgencia determina el tiempo en el que ha de realizarse ésta tarea. Entre más urgente es una tarea, más rápido deberá realizarse. Para saber si una tarea es muy urgente, tan sólo deberás determinar si no tendrás consecuencias negativas si la postergas un tiempo determinas. De lo contrario significa que tiene que realizarse lo más antes posible o habrán graves consecuencias.

Clasifique sus prioridades

Ahora que ya sabes la diferencia entre importancia y urgencia, clasifica tus tareas en uno de los siguientes grupos de prioridades:

* Suma Importancia / Suma Urgencia

Son aquellas tareas que son vitales realizarlas y que a la vez no puedes dejar que pase más tiempo sin resolverlas o habrán muchos problemas. Todas las actividades que estén en ésta categoría son las que se deben abordar primero. Debes dedicar la mayor parte de tu tiempo, esfuerzo y recursos para llevarlas a cabo.

* Suma Importancia / Poca urgencia

Son aquellas tareas que son vitales realizarlas, pero que se pueden programar en un calendario para realizarlas después. Establece fechas en las que se han de culminar todas las actividades que haya en ésta categoría y dedica un par de horas diarias para trabajar en ellas de manera progresiva.

* Poca Importancia / Suma Urgencia

Son aquellas tareas que tienen poco peso de importancia pero que no pueden posponerse, sino que deben ser resueltas cuanto antes. Para solucionar las tareas de ésta categoría, busca maneras o técnicas rápidas y eficientes para realizar éste tipo de trabajo, sin involucrar mucho esfuerzo y tiempo. Si es posible, puedes delegarlo a alguien más.

* Poca Importancia / Poca Urgencia

Éstas son las tareas o trabajos engorrosos y repetitivos. Bastante simples y que no tienen mayor trascendencia. Sin embargo, tampoco debes dejar de realizarlos. Haz esos trabajos en segmentos de media hora, una vez a la semana.

Es así como puedes aprender a priorizar y ser mucho más productivo. Escribe en los comentarios cuáles han sido tus experiencias al momento de priorizar tus tareas.

Deja un comentario

tres × cuatro =